martes, 5 de febrero de 2013

Armario convertido en estudio

Hay ocasiones en las que lamentablemente la casa se nos queda pequeña, los niños crecen y sus necesidades van cambiando, uno de esos momentos es cuando nuestros hijos comienzan sus estudios de secundaria y universidad, es necesario que cuenten con un espacio para poder estudiar y realizar sus trabajos, ya no sirve como antes que estudie en el salón, su grado de concentración debe ser elevado y necesita de un sitio solo para él. Pero la casa no la podemos estirar, así que a veces hemos de prescindir de algo para que este espacio cumpla con otra funcionalidad. En este caso hemos prescindido del armario empotrado y lo hemos convertido en zona de estudios, un área pequeña pero donde tiene todo su material organizado y donde podrá concentrarse en sus estudios.