lunes, 4 de febrero de 2013

Un detalle para la mesa

Yo soy una persona que le da mucha importancia a la decoración de la mesa, el acto de sentarte con la gente a la que quieres y compartir un rato agradable al tiempo que disfrutas de la comida y la bebida es positivo y necesario, y en este acto intervienen varios de nuestros sentidos, el gusto, el olfato, la vista… Es cierto que cuando tenemos invitados en casa todos en mayor o menor medida nos esmeramos en la decoración de la mesa, a veces menos porque no contamos con objetos para ello, pero eso no es del todo cierto, para embellecer la mesa no es necesario comprar detalles, hay infinidad de ellos que obran en nuestro poder solo tenemos que tener la imaginación suficiente como para utilizarlos y darles esa funcionalidad. Un ejemplo de esto lo representa la idea que os presento, utilizando las mismas copas que utilizaran despues los comensales, unas velas de te y unas ramas, piñas, flores, plumas…algo sencillo que no pasará desapercibido y deleitará la vista de los invitados y la tuya propia. Y tampoco es necesario que tengas invitados para aportarle un toque de mimo para compartir con los tuyos.